Seleccionar página

Noche Buenos Días

¿Para qué escribir poesía? ¿Para qué publicar un libro con flores iluminando espejos? Si han exiliado a demonios  y a santos a un nudo sin aura. La pregunta como encrucijada rompe mi lectura del poemario “Noche Buenos Días”, de la escritora Gladys Martínez; sólo entonces, entiendo que la poesía es un mundo  al que no le importa que la levedad lo mire, ni los  rituales sonoros en teatros de anónimas ciudades.

“Noche Buenos Días”, más allá de quien lo forjó en el palpitar de angustias, es de esos cantos que se pronuncian en la memoria con la profundidad pagana del ángelus a una deidad extinta, es de esos puñales que se clavan  en el dulzor de la memoria ó de esas felicidades que saben a secreto de piel.

Estimado lector veamos no las grafías  o las palabras, entendamos el misterio escondido que se vive en su signar la dualidad cósmica de los instantes, desde la alquimia del poema. Como Gladys Martínez, lo hace desde esta misa donde todos estamos invitados a oficiar.

Gabriel Cisneros Abedrabbo

Haga clic en el link para bajar el libro

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *