Seleccionar página

JOSÉ LUIS BENAVIDES

Pinceles, acuarelas, lienzos, …trípode…y las manos de la vida generando vida, pero no por medio de óvulos fecundados sino por lo que da en llamarse «pintura»…

Al introducir en mi mente los cuadros de José Benavides ocurrieron fenómenos rarísimos: extrañas sensaciones, pensamientos claros, verdaderos viajes mentales que rompieron en mi ego al tiempo y a los espacios…

El Chimborazo…el ferrocarril…chozas primitivas…animales… y atrás de todo el ser humano, …hecho color, produciendo siglos inauditos en minutos que siendo tales han hecho de mis horas sendas directas desde la nada hasta el todo…

El Altar…contraste entre luz y oscuridad, recordándome a la vida y a la muerte, fundiéndose en uno, como en todo ser humano… Muerte…la única posibilidad a la que de seguro llegaremos, el único sueño absolutamente cierto en nuestra vida…y todo en un cuadro pequeño parido por José Benavides … ¿Justifica él, con esto su existencia?…

Para qué abundar, lo verbal es diminuto ante lo pictórico de José Benavides… Podemos hablar noches enteras y escribir largos ensayos acerca de esto, pero nada igualará a la vivencia que tendrá cualquier ser humano que perciba esa fenomenología de vida pintada…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.