Seleccionar página

Ponce Villalva

Un café gira por el universo que soy, me enfrenta  a la muerte y resurrección que desde las palabras germinan el movimiento de la música, entonces canto en el acto de vida poética con el que se abrazan Genoveva Ponce y David Villalva, en el título Nº 7 de la colección Poesía en Pie de la Casa de la Cultura  Ecuatoriana “Benjamín Carrión” Núcleo de Chimborazo.

Genoveva Ponce, en el pavimento blanco-negro de la vida, se deja encantar por la poesía; sus versos de perfecta desnudes  son un venablo que  se incrusta en la memoria con alma, que araña el pecho con una vehemencia a dos manos,  con un apuro en su tiempo y una bandera en nuestro espacio.


David Villalva, en la búsqueda del oficio desnuda vampiras danzas, remienda su yo desde  el vino prioste que se acuna en la maceración de palabras y se exilia de esas cárceles que aparentemente encuentran sentidos y que realmente  no te permiten escapar de la vida latente.

Gabriel Cisneros Abedrabbo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *