Exposición Fotoilust 2017; Las 7 Iglesias, Arquitectura Religiosa de Riobamba

La Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo de Chimborazo inauguró la Exposición "Fotoilust 2017; Las 7 Iglesias, Arquitectura Religiosa de Riobamba" y presentación de su book fotográfico e ilustraciones de Freddy Koncha el miércoles 29 de marzo de 2017. Esta obra se está mostrando en la Sala de Exposiciones Oswaldo Muñoz Mariño.

SOBRE LA OBRA

Fredy Concha ha considerado oportuno en vísperas de la conclusión de la Cuaresma, en la semana mayor de la religión católica, exponer en una gran colección de fotografías y dibujos, el patrimonio arquitectónico religioso de nuestra ciudad, con la presencia de las iglesias, esas grandes edificaciones que son íconos de la historia espiritual de la riobambeñidad. Grandes columnas, cúpulas, campanarios y muros envejecidos evocan en silencio lejanas rogativas, solemnes liturgias y bendiciones necesarias; tras sus ventanas se adivinan ángeles cuidando los sagrarios y cruces de madera donde se redimen diariamente nuestras culpas.

La fe en el pueblo expresada en la presencia matérica de los templos con su contenido simbólico de esperanza, cuyo recintos cobijan súplicas de enlace con la divinidad para mitigar los humanos infortunios. Paralelamente al signo espiritual de los templos, la resolución estética de dibujo y fotografía, traslada magistralmente al soporto en reducida escala, la monumental presencia arquitectónica de estas edificaciones, que son testigos de grandes episodios existenciales de nuestra comunidad, pues en estos oratorios a través de los sacramentos, hemos hilvanado pactos íntimos con el cielo y también hemos despedido y recordado a nuestros muertos.

Guillermo Montoya M.

INTRODUCCIÓN.- La belleza arquitectónica e historia que guarda los imponentes templos religiosos en Riobamba pueden pasar inadvertidas por sus propios ciudadanos y fieles católicos, quizás concentrados en sus labores cotidianas, creencias, oraciones o habituados a su función de cada recinto religioso asentado en sus parroquias. Particularidad opuesta de los turistas que nos visitan en sus tours, los cuales en su caminar disfrutan captando imágenes de las construcciones monumentales, recogen detalles de los pilares, campanarios, cúpulas, balaustres, pasillos, esculturas, pinturas, balcones y como no, lo cotidiano de su gente. Comúnmente solo en épocas de recogimiento espiritual, las iglesias se erigen como un sitio a visitar por sus miles de fieles católicos, en la que esperan tener un encuentro con la paz y la reflexión. Pero al mismo tiempo se deben concienciar la belleza arquitectónica que refleja el pasado y el presente de nuestra urbe, dado que las catedrales y las grandes iglesias solían ser los mejores edificios de cada barrio, denotando una expresión de auge económico, orgullo e identidad local.

Cada iglesia fue construida con tanta particularidad que inclusive se podría decir que tiene su propia particularidad, con formas edificatorias complejas teniendo a mostrar el estilo arquitectónico imperante de su época formando un estatus tanto eclesiástico como social. En ellas trabajaron y colaboraron los mejores arquitectos, los propios clérigos de su comunidad que tenían basto conocimiento de arquitectura, maestros de obra, artesanos, algunos feligreses de un nivel económicamente alto (en su mayoría mujeres) donaban terrenos, joyas, dinero e inclusive realizaban bingos sociales para obtener recursos económicos, mientras que los de bajo estatus aportaban con su fuerza de trabajo e inclusive a algunos campesinos e indígenas se los tomaban como esclavos para realizar la obra.

Cuando el catolicismo europeo se expandió por toda Sudamérica, la construcción de iglesias y catedrales dependió en gran manera de los materiales y técnicas locales, se desarrollaron diferentes estilos arquitectónicos, que se propagaron con el establecimiento de las órdenes monásticas, con el traslado de obispos de una región a otra y también por el desplazamiento de los maestros canteros que oficiaron como arquitectos. Historiográficamente, esos estilos de los grandes edificios eclesiásticos han contribuido a caracterizar lo que se conoce hoy como arquitectura paleocristiana, bizantina, románica, gótica, renacentista, barroca y varios de los estilos revival (de finales del siglo XVIII a principios del siglo XX).

Además de las características universales de esos estilos académicos, aparecen superpuestas características regionales, algunas de ellas tan propias de cada país o región, independientemente del estilo en que las iglesias fueran diseñadas con muchos siglos de diferencia. Actualmente las ciudades andinas y del país se caracterizan por la múltiple presencia de estas monumentales construcciones eclesiásticas, aspecto relevante que se debe promover turísticamente en cada región del país que posea esta inmensa riqueza arquitectónica, forjando y manteniendo sus buenas costumbres y tradiciones, porque una ciudad sin identidad es una sociedad sin desarrollo.

  Compartir