Exposición Remembranzas de Pedro Niaupari

La Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo de Chimborazo invita este jueves 18 de mayo  a las 19h00 a la inauguración de la exposición “Remembranzas” del artista plástico Pedro Niaupari, evento que se presentará en la sala de exposiciones “Oswaldo Muñoz Mariño” ubicada en el segundo piso de la Institución.

Sobre el artista:

La rica iconografía vinculada al toro como minotauro, pero también como motivo folclórico hispano, es imbuido de connotaciones místicas de origen andino, al tiempo que atravesado por una expresividad de concepto pictórico matérico.  Pintor y grabador, Niaupari desarrolló un estilo de marcada expresividad cercano a la abstracción y marcado por la fuerza del color y de la pincelada gestual. Abordó principalmente temas de la vida cotidiana y también se interesó por el mundo taurino. Practicó asimismo el retrato, pintando a destacados personajes como Fidel Castro. Amante de la cultura indígena y de la cosmovisión andina, su obra fue expuesta por todo el mundo, destacando en España su exposición individual celebrada en 1988 en la sala Caja de Madrid.

Niaupari, nacido en 1954 y fallecido en el 2009, es considerado uno de los insignes cultores de la pintura del país, habiéndose caracterizado por su trabajo en el género del arte andino. A su trabajo le aplicó su estética propia, y fue punto de partida para una amplia trayectoria que recorrió por todo el mundo. A los 17 años realizó en Quito su primera muestra en el Salón Nacional de Dibujo y Acuarela de Quito. Pronto logró llevar su trabajo hacia el exterior. Expuso obras en Madrid, Nueva York, Los Ángeles, Miami, Francia, Perú y Colombia, entre otros. Asimismo, fue reconocido al ser nombrado Congresista de Cultura en La Habana y Padrino de las Fiestas Patrias en Los Ángeles. "Cuando vivió en Europa fue reconocido en gran medida por sus retratos de las tradiciones taurinas", acota Andrea Medina, promotora de la exposición. Niaupari, cuenta, era uno de los pocos artistas que no dibujaba para pintar. Aplicaba el color directamente en el lienzo, sin la necesidad de perfilar el dibujo. "Verlo pintar era realmente un espectáculo", afirma la promotora, quien hace dos años emprendió independientemente el esfuerzo de recopilar las obras del artista. "Lanzaba la pintura al piso y pintaba ahí directamente. Luego sacaba figuras de los colores". Motivos frecuentes eran los toros, los caballos o los gallos; símbolos de las tradiciones de los pueblos ubicados en los Andes. Igualmente, Niaupari abordó lo erótico dentro de la línea del feísmo. Sus desnudos retratan a mujeres deformes, en series que ostentan un formato de heterogeneidad. Cada pintura es única y totalmente distinta a la otra. Si bien 'Remembranzas' expuso apenas 19 piezas, Medina planea para diciembre una renovación ampliada de la exposición, con más obras del artista. http://espacio120.com/artista_espacio/NIAUPARI_SANTAMARIA.php

 

  Compartir