Inauguración del Tercer Salón Nacional de Dibujo

El Salón Nacional de Dibujo “21 DE ABRIL” 2017 llega a su tercera edición anual consecutiva, consolidándose ya como uno de los proyectos emblemáticos de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo de Chimborazo.

La que fuera una propuesta colectiva de los artistas plásticos de Chimborazo, liderados por el maestro Edwin Lluco, luego de superar una serie de dificultades al inicio del proceso de instauración, ha conseguido consolidar su posicionamiento en el contexto de relevancia de los certámenes nacionales de artes plásticas. Es el único espacio en el país que consagra la oportunidad para que los cultores de la técnica del dibujo puedan exponer su estilo, la temática de su preferencia y los alcances de su mensaje estético.

En esta oportunidad, cerca de 73 artistas de varias provincias del País han participado con sus obras, confirmando que el arte ecuatoriano requiere de estos espacios convergentes de encuentro, para visibilizar la variada riqueza de su trabajo creativo. Esta magnífica respuesta de participación alienta nuestro propósito de mantener este proyecto que aspiramos que en las próximas ediciones pueda ofrecer mayores estímulos a los artistas.

En honor a la justicia, es ineludible expresar el sentimiento institucional de gratitud a los Núcleos provinciales de la Casa de la Cultura Ecuatoriana por su solidaria asistencia en la difusión de la convocatoria, a los funcionarios del Núcleo de Chimborazo por su esmerada dedicación en la ejecución de las diferentes etapas del proyecto, y, a los artistas participantes, causa y razón de este trascendente acontecimiento cultural. Guillermo Montoya Merino

El ganador de este evento es el artista Emilio Antonio Seraquive Valarezo con su obra titulada “Paisaje desgastado”, nacido en Loja el 8 de febrero de 1981. Realiza sus estudios en la Universidad Nacional de Loja- Carrera de Artes Plásticas. El artista explica su trabajo de la siguiente manera:

El desastre  cotidiana provocado por el ser humano, representada en una imagen  tumultuosa, grotesca y enajenada que satiriza el real comportamiento del hombre, en un ambiente gélido y solitario ; sobre estos personajes desequilibrados, fundo un alegato visual de lo endémico y maltratado de este ambiente,  elaboro un discurso introspectivo y metafórico de la incompetencia del espécimen humano ; parecería ser el punto de desequilibrio del planeta , aparecen como una criaturas  toscas y agraviadas , es la visualización de seres bucólicos y perturbados, enfatiza estos tiempos dispersos y de crisis existencial del individuo y a su vez evoca aquella naturaleza destructiva del hombre por el hombre, y del medio en el que habita ,seres que deambulan por un escenario vacío y claustrofóbico casi desértico como su interior mental, sin salida ni conciencia vital; eso es lo que le estamos haciendo a nuestro entorno y a quienes lo habitan.

Mirada intimidatoria y transgresora como si quisiera arrancar una parte de nosotros con una mordida voraz y sin cura, en eso nos estamos convirtiendo mascarada que ¿riesgo vivir? Soledad y desarraigo, lleno de metáforas acerca de la vida que llevamos destino incierto para la humanidad, ¡que más se puede decir!….

  Compartir